miércoles, 28 de marzo de 2012

29M

El programa TIC del centro no se incluye en los servicios mínimos y el docente responsable secunda la huelga del 29M contra la reforma laboral y los recortes sociales. Disculpen las molestias...


domingo, 25 de marzo de 2012

Cinco músicos en el quinto pino


Para conmemorar los cinco años de Apila Ediciones, la editorial publica un libro muy especial, Cinco músicos en el quinto pino de Alberto Gamón. Un libro muy divertido en el que todo gira en torno al número cinco. Cinco son los sentidos del hombre y el autor irá utilizando frases hechas con los cinco sentidos a lo largo del cuento. Y allí aparece Gustav Klimt con su famoso gato, comenzando a dibujar su Árbol de la vida mientras unos músicos se disponen a dar un concierto. El director de la orquesta, al final, enfadado, los manda a todos al quinto pino, que es el lugar más lejano que nos podamos imaginar. A petición de una señora que pasaba por allí (otro de los personajes pintados por Klimt) y que tenía “un sexto sentido” tocan, como no,  la Sinfonía nº 5 de Malher. Y allí están desde entonces. Todas las tardes, a las cinco, los puedes escuchar en el quinto pino. Porque, como dice el autor, “la música quita el sentido”.

 

Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2012

Tal como anuncia la FGSR, ya se encuentra disponible el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2012, que Ediciones SM pone a disposición del sector editorial desde el año 2004. Esta publicación ofrece un análisis en profundidad del sector durante el año 2011. Incluye las cifras y estadísticas más importantes del sector en España e Iberoamérica; las principales tendencias del mercado de LIJ; y los datos de la actividad editorial del libro infantil en catalán, gallego y euskera.

 

Mestres Àvies Recuperadores de Contes

rosasensat.org

Mestres Àvies Recuperadores de Contes (MARC) es una propuesta de maestras jubiladas de colaboración en la educación en la que esplican cuentos a la manera tradicional.

lunes, 19 de marzo de 2012

The Fantastic Flying Books of Mr. Lessmore

estandarte.com

Un cortometraje sobre el amor a los libros y el poder de los textos, The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore, ha ganado el Oscar al mejor cortometraje de animación del año 2011.

domingo, 18 de marzo de 2012

Imaginar la palabra

La ilustración aragonesa contemporánea tiene su sede en la Diputación de Huesca con una gran exposición

La ilustración es una actividad milenaria que forma parte de la vida cotidiana: en libros, revistas, tebeos, en juegos educativos, cuentos infantiles, catálogos de humor, en postales o carteles publicitarios, en series y programas de televisión, o en prensa escrita de aquí y de allá. En lo que ha sido un proyecto colectivo, la Diputación Provincial de Huesca ha hecho posible que ahora se pueda admirar, hasta el 15 de abril, en una gran muestra donde la ilustración aragonesa es más obra de arte que nunca colgada en las paredes de las dos plantas de la sala de exposiciones de la DPH.

 La diputada de Cultura en la inauguración, junto a todos los participantes. P. OTÍN

Editores en Ballobar 2012


Informacón recogida del muro de la Biblioteca Pública de Ballobar (18 de marzo de 2012):
Ballobar, 28 de febrero de 2012

Samuel Alonso, editor de 451 Editores, estuvo en Ballobar presentando la editorial que dirige en las Jornadas de Animación a la lectura de invierno. En esa sesión propuso hacer una tertulia con varios editores que dirigían editoriales pequeñas, novedosas que estaban publicando libros de mucha calidad.

Llegamos al 28 de febrero y Samuel se vino a Ballobar acompañado de Donatella Iannuzzi, Diego Moreno y Enrique Redel para que presentaran sus editoriales: Gallo Nero, Nórdica libros e Impedimenta.

En la presentación Samuel destacó que las personas que nos acompañaban tenían tres maneras de actuar ante los libros. Repitió algo que ya había planteado en la sesión anterior, que donde un editor se la juega es en el Catálogo, en la conexión que tiene con los libros que se selecciona para conformarlo.

En esta línea presentó a Donatella como alguien que tiene como virtud inventar libros, aunque algunos estén escritos desde los años 40 o 50 (del siglo pasado). Los prólogos, epílogos o artículos que acompañan a los textos que ella selecciona construyen libros impresionantes. En Gallo Nero están apareciendo obras de narrativa, ensayo y novela gráfica.

De Diego Moreno y Nórdica Libros destacó que ha reinterpretado el concepto de la edición desde su apuesta por presentar textos clásicos ilustrados por ilustradores contemporáneos. Diego es un gran investigador. Ha puesto sus preferencias en los autores nórdicos (de ahí el nombre de la editorial) y esta elección le ha hecho tener en su Catálogo al último Premio Nóbel de Literatura, el poeta Tomas Tranströmer.

Enrique Redel empezó como editor de Impedimenta con una idea que con el paso del tiempo se fue transformando. Samuel comentó que en ese momento está publicando textos que denominó de literatura victoriana.

Terminó su presentación diciendo que los tres son proyectos muy pensados y pasó la palabra a los protagonistas del encuentro.

Enrique, que por formación viene del mundo del Derecho, nos contó que ya desde pequeño era editor y ante la duda de si el editor nace o se hace, nos explicó que mientras otros niños jugaban al fútbol, él jugaba a escribir y dibujar historias que grapaba y vendía a los familiares. Del trabajo en una gestoría, pasó a la edición en el año 99. Después de participar en varias editoriales, en 2007 empieza el nuevo proyecto de trabajo creando Impedimenta (la impedimenta era la mochila que llevaban los soldados romanos a la batalla y contenía todo lo imprescindible para subsistir). Destaco algunas ideas que planteó Enrique en su discurso: Es importante que el ocio de la gente lo dedique al libro. “Leer retrasa la muerte” (y nos contó la anécdota de los centros de mayores de la Comunidad de Madrid en los que recibían contadoras de cuentos –haciendo referencia a Ana Griot, amiga de Ballobar). “Los editores siempre estamos detrás de los grandes escritores”. Desde Impedimenta realiza un trabajo de investigación y recuperación de textos literarios que el considera imprescindibles en la mochila de todo lector. Y que deberían estar permanentemente en el fondo de toda buena librería. Destacó el buen fondo de las librerías de Londres, como ejemplo, frente a lo que pasa en España, donde dijo, “en los años 80 llegó la dictadura de la novedad” y falta un buen fondo literario. La literatura no es algo necesariamente agradable, pero hay cosas que es imprescindible leer. Habló de libros de usar y tirar, frente a libros de usar y guardar. Y de libros eslabones que van creando un itinerario lector.

En su catálogo están apareciendo autoras anglosajonas que estaban sin publicar en España, o está rescatando libros como “Max y Moritz, de Wilhelm Busch. Un clásico irresistible de la literatura alemana, trufado de humor negro, que narra las siete fatídicas travesuras de los malvados precursores de todas las parejas fatales del cómic moderno. ¡Escrito y dibujado en 1865 y convertido en un icono de la literatura más gamberra!”.

Diego nos contó que trabaja solo en su casa y que le gustan los encuentros como el de Ballobar porque necesita conocer a los lectores. Quería ser librero y cuando estudiaba tuvo algunos problemas en la Facultad de Sociología por vender libros de segunda mano. Como no tenía dinero para montar la tan deseada librería, después de hacer un Máster en edición, acabó creando su propia editorial. Vivió dos años en Novillas (Zaragoza) haciendo edición digital y eso también le sirvió para que en 2006 se decidiera por la editorial. Buscaba ofrecer algo diferente a lo que se publicaba en España en ese momento y se decidió por la literatura nórdica y por la literatura ilustrada para adultos.

Los comienzos fueron difíciles, lo tildaron de loco, pero en este tiempo hubo dos momentos muy importantes en los que Nórdica Libros tuvo un papel protagonista y que le hicieron salir adelante: la Feria del Libro que se dedicó a Suecia y la concesión del Premio Nóbel a Tomas Tranströmer.

Destacó que él, y los demás editores de la mesa, eran lectores, y “queremos que lo que nos ha gustado lo puedan leer otras personas”, siendo editores este deseo se puede convertir en realidad. Y la lectura no la hacen solo los amigos a quienes les recomiendas el libro, la pueden hacer miles de personas.

Le gustan los 30 libros ilustrados para adultos que ha publicado con personas como Noemí Villamuza, Javier Zabala, Ana de Juan, etc. Ha aprendido mucho trabajando con los ilustradores y dijo “quiero que el ilustrador tenga un diálogo con el texto” que amplíe lo que las propias palabras dicen. También citó la colección de Mini lecturas.

Donatella es la que lleva menos tiempo con su editorial. Comenzó hace dos años. Está publicando narrativa, como ya había dicho Samuel en la introducción, habló de los prólogos y artículos que acompañan los textos seleccionados. Habló también de la selección del papel, del formato de los libros, de las ilustraciones que elige… como elementos que dan identidad a la editorial.

Dijo cosas como “si no se miran los números es un trabajo bonito”, “es un trabajo creativo”, “llegar a los lectores es de las cosas más bonitas”.

Habló de las opiniones de algunos comerciales cuando dicen que no se debe montar una biblioteca personal en cada editorial, y parecía cuestionarlo. También habló de la importancia del olfato, de la intuición, de la sorpresa, incluso del azar a la hora de encontrar el libro que se decide publicar. Cada libro, a pesar de tener el sello editorial, es particular y la selección es independiente de que luego pueda ir bien o mal. Es el misterio de la edición.

Donatella expresó que ser editora es un oficio en el que se pasa la vida afinando para llegar al producto perfecto, considera que el producto nunca está acabado y que por eso el catálogo evoluciona. Le gusta ver lo que hacen otras editoriales a las que admira para seguir mejorando sus libros.

En la tertulia se planteó la pregunta de si entre ellos se sentían competencia. Y Diego planteó que la competencia son los NO Lectores. Al menos entre estos cuatro editores que nos acompañaban la competencia la entendían como algo sano, que les hacía ser mejores editores. Contaron que viajan a muchos lugares juntos, que comparten casetas expositoras en las ferias… que son amigos.

Otra pregunta giró en torno a cuántas personas trabajaban en su editorial. Concluyeron que como tal editorial, muy pocas personas, pero quisieron reconocer el trabajo de muchas personas, de muchos oficios que es necesario poner en danza para que salga un libro y que no se conocen.

También se planteó el tema de la promoción del libro. Enrique dijo: “Un libro que se conoce más, vende más que uno que desconocemos”. Contaron cómo preparan paquetes para la prensa, cómo viajan bastante, cómo visitan librerías. Todos daban la razón a Diego cuando decía que es importante el contacto directo con el librero (o la librera, dado que en la tertulia nos acompañaba Mari Mar Badía), que los buenos libreros son los mejores promotores de los libros, son el filtro fundamental. Donatella comentaba que es difícil tener visibilidad en las librerías por tanta producción editorial española y que por eso es importante que las pequeñas editoriales hagan productos de calidad y conozcan a los libreros personalmente, para que hagan hueco y los lectores conozcan sus libros.

Sobre las cosas que hacían en el día a día dijeron que, además de atender a la promoción, a la prensa, ven las traducciones, reescriben, buscan imágenes para las cubiertas, contactan con ilustradores, buscan lectores, revisan contratos… hay que dominar muchas cosas.

Enrique explicó que su editorial está dentro del Grupo Contexto en el que seis editoriales trabajan con una estrategia común.

También se dijo que las pequeñas editoriales han subido la calidad de la edición española. Cuidan mucho la edición, el formato, la encuadernación, el tipo de papel… Y que entre ellas intercambian mucha información.

En este momento las redes sociales les permiten tener mucho contacto con más lectores.

La sesión terminó con el tiempo en el que los editores nos recomendaron algunos de sus libros y uno de las editoriales contrarias.

Diego animó a leer los libros de Nórdica porque la literatura de esos países es diferente a la española. Los autores contemporáneos de esas tierras son directos, descubren el misterio, pero eso no importa para seguir leyendo.

Y presentó:
  • La casa del mirador ciego. Herbjorg Wassmo
  • ¿Cuánta tierra necesita un hombre? Lev Tolstoi. Ilustrado por Elena Odriozola 
  • El Capote. Nikolái Gógol. Ilustrado por Noemí Villamuza 
  • Wakefield. Nathaniel Hawthorme. Ilustrado por Ana Juan 
  • El festín de Babette. Isak Dinesen. Ilustrado por Noemí Villamuza 
  • Del Premio Nóbel Tomas Tranströmer tienen editados: El cielo a medio hacer, con prólogo de Carlos Pardo y Deshielo a mediodía.
Algunos de los libros ilustrados de Nórdica están editados en gran formato y en formato pequeño, con un precio más económico. También hay ediciones bilingües y ediciones en catalán.

Enrique, de Impedimenta, presentó:
  • La hija de Robert Poste. Stella Gibbons. Pertenece a la trilogía La saga Flora Poste, que se completa con el título Flora Poste y los artistas.
  • Max y Moritz. Una historieta en siete travesuras. Wilhelm Busch 
  • Reina Lucía. E.F. Benson 
  • Los zapatos rojos. Hans Christian Andersen. Ilustraciones de Sara Morante. 
  • La librería. Penélope Fitzgerald. De esta misma autora podemos encontrar El inicio de la primavera. 
  • Soy un gato. Natsume Söseki. (Este pensamos que le gustaría a Merche, aunque sólo fuera por la portada) 
  • En el año de Charles Dickens han editado, Para leer al anochecer. Historias de fantasmas.
Paco Bailo preguntó por los libros de Mircea Cartarescu, escritor rumano muy leído en su país y por las personas rumanas que viven en Aragón. Destacaron los títulos que tiene la editorial en este momento: Lulu y El Ruletista.

Donatella de Gallo Nero presentó: 
  • Muchos matrimonios. Sherwood Anderson
  • Kallocaína. Karin Boye 
  • Rue de L´Odéon. Adrienne Monnier 
  • Cartas de África. Arthur Rimbaud. Ilustrado por Hugo Pratt (autor de Corto Maltés) 
  • El caso Pasolini. Crónica de un asesinato. Gianluca Maconi
Y como no habíamos levantado acta de la presentación y tertulia de 451 Editores, aprovecho para recordar que la editorial tiene tres líneas de publicación: Novela gráfica, No ficción y Ficción. Los libros que Samuel Alonso nos comentó de manera especial en su día: 
  • Ilustrísimo Sr. Cohen. Alberto Manzano. 24 canciones de Leonard Cohen con Ilustraciones de Elisa Arguilé, Arnal Ballester, Carlos Cubeiro, Imapla, Pep Montserrat, Elena Odriozola, Sonia Pulido y Sesé.
  • Literatura en viñetas: 
  • The Beats. Harvey Pekar y Ed Piskor. 
  • Fahrenheit 451. Ray Bradbury. Ilustración de Tim Hamilton. El libro que da título a la editorial. 
  • Chagall en Rusia. Joann Sfar
Novela:
  • El jardín vallado. Catherine Dunne
  • Los recuerdos del porvenir. Elena Garro (esposa de Octavio Paz) 
  • Las vacas de Stalin. Sofi Oksanen (autora de Purga) 
  • El arte de desgranar judías. Wieslaw Mysliwski En el condado de Grouse. Tom Drury (lectura que nos propuso para una de las tertulias de Leer juntos) 
  • Y dedicados a Merche: Gatos en el arte y Perros en el arte de Stefano Zuffi. La editorial acaba de sacar las Novedades. Primavera 2012.
La sesión terminó con los libros sobre las manos y bajo los ojos. Pudiendo tocar, mirar… comprar, lo que nos habían presentado y más. Gracias a la Librería Badía por acercarnos los libros al mundo rural.

Desde Ballobar queremos AGRADECER a Samuel, Donatella, Diego y Enrique su presencia en nuestra localidad, su simpatía, su saber y buen hacer… y sobre todo el esfuerzo que hicieron desplazándose desde Madrid. Con estos gestos tan generosos estamos construyendo una CULTURA CON MAYÚSCULAS, que tiene mucho de trueque e intercambio, de solidaridad. Gracias.

(Ah! Y aceptamos el nuevo reto de Samuel: “Traer a Ballobar a un editor (o editora) de los grandes”. Y le pedimos a Diego que nos cuente cómo fue la entrega del Premio Nóbel… que se nos quedó en el tintero)